RSS

La aventura de la lonchera

Con cada inicio de año escolar también comienza la aventura de la lonchera para padres e hijos. El reto es encontrar una merienda nutritiva que sea del agrado del niño. La buena alimentación del niño en edad escolar es proveerle la suficiente energía física y mental para enfrentar adecuadamente las tareas del día.
Debemos prepararle una lonchera nutritiva. Qué es una lonchera nutritiva?

Una lonchera que incluya todos los elementos esenciales para ese niño que está en pleno crecimiento y que contenga alimentos que contribuyan al mejor desarrollo y bienestar del estudiante.

Debe estar compuesta de:
  • Alimentos ricos en calcio como leche, queso y yogur, que ayudan al desarrollo de huesos sanos hasta aproximadamente los 18 años. -

  • Vitaminas A, C y D que mantienen en un nivel óptimo el sistema inmunológico. La fuente de vitamina D es el Sol y su fuente fortificada es la leche. Las demás vitaminas las encuentran en las hortalizas suculentas y frutas. -

  • Minerales como el potasio (jugo de piña y guineo), importante para el desarrollo muscular y un crecimiento normalLo que su niño consuma durante su día escolar no debe ser “algo” para salir del paso.

Recuerde que el valor nutritivo de las meriendas es clave para la salud de los niños. Cuando prepare la lonchera para la escuela tenga en cuenta lo siguiente: Evite empacar “alimentos de calorías huecas”.

  • Las papitas saladas, chitos, platanitos, hojuelitas “coffee cake”, donas, galletas rellenas con crema, quesitos, podrán calmar su hambre pero no le aportarán nada nutritivo.

  • Los refrescos también son “alimentos de calorías huecas”. Una cola regular de 11 onzas contiene de 6 a 8 cucharaditas de azúcar y nada de vitaminas.

  • Para tomar, mejor incluya una botellita de agua, leche o jugo sin azúcar en el termo. Deje que el niño participe en la preparación de la lonchera.

  • Puede cortar en pedazos pequeños y colocar en envases separados las frutas, quesos y vegetales como tomates pequeños, zanahorias, apio y aguacate, entre otros. Estos vegetales puede ofrecerlos con quesos suaves como el queso crema.Incluya, todos los días alimentos ricos en vitamina C.

  • Prefiera las frutas frescas como chinas mandarinas, fresas y piña en pedazos. Son más fáciles de comer.Las frutas deben estar empacadas en su propio jugo o en agua. Verifique que el jugo sea hecho 100% de fruta y lo debe llevar congelado para que esté frío a la hora de usarlo.Otras frutas que puede servirle son las pasas y ciruelas, ricas en hierro y buenas aliadas para combatir el estreñimiento.

  • Seleccione panes y galletas de harina integral, preferiblemente enriquecidos con hierro. Si al niño le gustan los alimentos más crujientes puede ofrecerle cereales enriquecidos, listos para comer.

  • Los sándwiches preparados con pan integral o pan pita son otra alternativa sabrosa y nutritiva. Para complementarlos, añada lechuga, tomates y queso bajo en grasa.

  • Prefiera que merienden galletas sin rellenos de crema o chocolate. Las galletas de soda y de arroz son alternativas saludables.

  • Sustituya las bolsitas de papitas y otros productos salados por palomitas de maíz, “pretzels” horneados, quesos bajos en grasa y cereales integrales.

  • No llene la lonchera de alimentos con alto contenido de grasa, sal y azúcar refinadaProcure tener en la lonchera de su niño alimentos que le agraden. De nada sirve enviarle unos vegetales que rechace consumir.
Use la creatividad e ingenio. Varíe los alimentos y hágalos más atractivos en la presentación de los mismos. Por ejemplo, cuando corte los alimentos dele alguna forma de animal o flores. No se deje llevar por el impulso de ofrecerle lo primero que encuentre en las góndolas del supermercado. No todo lo que se exhibe es saludable. Si hace bien su “asignación”, le ayudará a estar más saludable. Recuerde que las meriendas son una parte importantísima de la dieta infantil, de usted depende que sean nutritivas para que su niño se desempeñe óptimamente durante su año escolar.

2 comentarios:

Javi dijo...

Hola:

Yo recuerdo la lonchera que me enviaba mi madre a la escuela. Esta era muy variada; incluso mi madre le hacía figuritas a las frutas jaja.

Con el paso de los años, fue el turno de mi hermana de preparar la loncherita. Como tuvo el ejemplo de mi madre, ella usa la misma técnica: hacer figuritas a las frutas.

Muchas gracias por compartir sus conocimientos con nosotros.

Un abrazo.

Sheila dijo...

HoLaaa...Muchas gracias por pasar por mi pedacito de blog. Este se ve de lo más interesante.

Sobre la lonchera tengo que decir...pues...en realidad no era muy comedora, solo me gustab ala leche y el jugo...jajaja...creo que mi loncerita da pena frente a esa tan corpulenta de la imágen, pues con una galletita y un juguito em basataba...ay, pobre yo :P